Saltar para: Posts [1], Pesquisa e Arquivos [2]

NOTÍCIAS DE ARQUEOLOGIA

O Património é um bem comum... Preservá-lo só depende de cada um de nós...



Terça-feira, 30.03.10

Sorpresa en Oia con forma de barco

Los arqueólogos descubren en el monte de Mougás el único grabado rupestre que representa una embarcación tradicional autóctona de hace más de 4.000 años.


Los montes de Oia han vuelto a dar una sorpresa a los arqueólogos por su riqueza prehistórica. El Instituto de Estudios Vigueses acaba de participar en el descubrimiento de un nuevo petroglifo en forma de embarcación en un área cercana al curro de Mougás y a la casa forestal.


El hallazgo es insólito porque es el único grabado rupestre conocido con esta forma. Bien es verdad que a una distancia relativamente cercana se han encontrado las únicas representaciones de embarcaciones complejas que dan cuenta de una primitiva actividad comercial con el Mediterráneo.


A diferencia de estas, el petroglifo encontrado representa una nave muy simple, una especie de balsa compuesta por un casco estrecho y un mástil con una forma de media luna que podría representar una vela.


Las características del símbolo conducen a pensar que hacen referencia a una nave autóctona empleada por los primitivos pobladores de Oia, hace más de cuatro mil años.


Proa y mástil


El cuerpo de la nave tiene la forma de un pequeño rectángulo con un extremo levantado en forma de proa, con el mástil situado en el centro.


Este curioso petroglifo fue localizado en la zona denominada como Alto das Veigas, en una superficie en la que también pueden contemplarse combinaciones circulares y otros elementos del más remoto repertorio iconográfico.


El estado de conservación del resto prehistórico es bastante bueno en general, pese a estar expuesto a la intemperie sometido a todo tipo de condiciones externas, pero puede apreciarse perfectamente durante las horas de luz rasante.


Autores


El hallazgo fue obra de Cándido Verde Andrés y junto con el arqueólogo y vicedirector del Instituto de Estudios Vigueses Fernando Javier Costas Goberna han publicado el estudio de investigación en el número 14 del boletín Glaucopis de esta institución.


«No podemos encontrar ningún elemento hasta estas fechas en el repertorio iconográfico de los petroglifos del noroeste de la península Ibérica semejante a la figura», manifiestan los autores en la publicación.


El hallazgo se suma a la gran cantidad de restos arqueológicos encontrados en los montes de Oia, un recurso que el Ayuntamiento aún tiene pendiente de explotar para poner en valor su patrimonio e intentar rentabilizarlo para el turismo, ya que no existen políticas para la catalogación, conservación y promoción de los tesoros arqueológicos de sus montes.


Por otro lado, la destrucción de esta riqueza patrimonial ha sido galopante en los últimos años. La degradación de los grabados rupestres pide a gritos, según los ex pertos, medidas para evitar la desaparición de un valioso legado.


Fonte: Alejandro Martínez  (13 Mar 2010). La voz de Galicia: http://www.lavozdegalicia.es/vigo/2010/03/14/0003_8353783.htm

Autoria e outros dados (tags, etc)

por noticiasdearqueologia às 21:19

Terça-feira, 30.03.10

Una especie humana desconocida vivió hace 40.000 años en Siberia






El hallazgo en el sur de Siberia de los restos de una clase de homínido desconocido de hace 40.000 años está destinado a revolucionar algunos de los conceptos clave de la paleontología moderna.

El hallazgo en el sur de Siberia de los restos de una clase de homínido desconocido de hace 40.000 años está destinado a revolucionar algunos de los conceptos clave de la paleontología moderna. De hecho, se trata de una especie contemporánea a la nuestra y de la que no había noticias hasta ahora. Una especie humana, otra, inteligente y que vivió al mismo tiempo que nuestros antepasados y que los neandertales, el otro grupo humano que en aquél momento habitaba en Asia y Europa. El excepcional descubrimiento se publica hoy en Nature.

Un espectacular y poco frecuente descubrimiento acaba de alterar para siempre lo que sabemos (o creíamos saber) sobre cómo el hombre moderno consiguió poblar el mundo a partir de su continente natal, África. Durante largas décadas, los paleontólogos han ido dibujando un cuadro en el que, durante los últimos 40.000 años, aparecían dos únicos protagonistas: los neandertales, que en aquél tiempo ocupaban la mayor parte de Europa y extensas zonas de Asia (hasta que se extinguieron hace unos 15.000 años); y los humanos modernos, nuestros antepasados directos, que tras abandonar África unos veinte mil años antes de esa fecha, se multiplicaban y extendían por toda Eurasia.

En 2003, el panorama cambió tras la aparición de una tercera especie humana, un pequeño homínido aparecido en Indonesia y bautizado como Hombre de Flores. Y ahora, en un estudio que hoy mismo publica la revista Nature, Johannes Krause, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, de Leipzig, en Alemania, añade a la «familia» humana una cuarta especie, un nuevo miembro que obligará a replantearse lo que creíamos saber hasta ahora.

Pero el descubrimiento de Krause y sus colegas pasará a la historia, también, por otra razón: se trata de la primera vez que se describe una nueva especie de homínido a partir de su ADN y no de la morfología de alguno de sus huesos fosilizados. Un ADN que procede de un fragmento del hueso de un dedo descubierto en la Cueva de Denisova, en los montes Altai, al sur de Siberia. La cueva fue ocupada de forma intermitente por grupos de humanos desde hace por lo menso 125.000 años pero, a pesar de que han aparecido numerosas herramientas de piedra de diferentes periodos, en ella se han encontrado muy pocos restos humanos, totalmente insuficientes como para realizar los estudios morfológicos habituales.

 

Análisis de las mitocondrias

Es precisamente sobre estos escasos y fragmentarios restos fósiles que Krause ha llevado a cabo sus análisis genéticos. Análisis que han llevado al sorprendente e inesperado descubrimiento de una especie humana totalmente desconocida. El fragmento de dedo procede de una capa de sedimento cuya datación arroja una antiguedad de entre 48.000 y 30.000 años. Y analizar el ADN de una muestra tan antigua es ya, de por sí, todo un reto para la Ciencia, que ha podido ser abordado gracias a las nuevas técnicas que el Instituto Max Planck está utilizando para otro gran proyecto (dirigido por Svante Pääbo, que también ha participado en esta investigación), el de secuenciación del genoma de un hombre de Neandertal.

Para realizar su trabajo, los investigadores se centraron en un tipo muy particular de ADN, el contenido en unos orgánulos del interior de la célula llamados mitocondrias. Para enfrentarse a unas muestras tan escasas y antiguas, el ADN mitocondrial resulta mucho más adecuado, ya que cada célula contiene cerca de 8.000 copias (una en cada mitocondria) frente a las dos únicas copias que posee de ADN nuclear. Utilizando los mismos métodos de secuenciación ya usados con neandertales y mamuts, Krause consiguió ensamblar, a partir de varios fragmentos, una secuencia completa de ADN mitocondrial del dedo de Denisova.

Pero Krause no fue consciente de su hallazgo hasta que comparó esa secuencia con otras análogas de humanos modernos y de neandertales y se dio cuenta de que era única. ¿A quién podía pertenecer ese ADN de hace 40.000 años si no era de un neandertal ni de un Homo sapiens? Una posibilidad era que se tratara de un descendiente directo de Homo erectus, la especie que abandonó Africa hace ya casi dos millones de años y que sobrevivió en Indonesia hasta hace cerca de cien mil... pero nada hacía suponer que esa excepción pudiera aplicarse a Siberia, geográficamente tan alejada de Indonesia.

Los científicos se dedicaron entonces a la tarea de establecer comparaciones genéticas entre su nueva y flamante secuencia de ADN y las de las dos especies humanas que le fueron contemporáneas, la nuestra y los neandertales. El objetivo era buscar relaciones entre las tres especies humanas y construir un árbol evolutivo que las incluyera a todas. El resultado fue que todas ellas tienen (tenemos) un antepasado común que vivió hace cerca de un millón de años.

Pero si los humanos modernos evolucionaron en Africa, entonces este antepasado común de un millón de años de antiguedad también debía proceder del continente negro. Sin embargo, resulta imposible que el antecesor del hombre de Denisova fuera un Homo erectus, especie que comenzó a poblar Europa más de 900.000 años antes... Y la secuencia genética de Denisova tampoco se parecía a la de los antepasados directos de los neandertales, cuyo linaje se separó del que dio lugar a Homo sapiens hace 450.000 años, mucho después que la rama que desembocó en el hombre de Denisova.

Por lo tanto, y descartadas esas posibilidades, la única conclusión lógica era que la secuencia genética de Denisova perteneció a una clase desconocida de homínido que abandonó Africa en un proceso de migración (también desconocido) hace alrededor de un millón de años, y que ese homínido logró sobrevivir (por lo menos) en algunas zonas de Eurasia hasta hace 40.000 años.











ADN nuclear

Ahora, el siguiente reto para los investigadores es el de conseguir ADN nuclear de las muestras de Denisova. Algo, como hemos visto, mucho más complicado de obtener que el ADN mitocondrial, pero que aclararía mucho las relaciones de esta nueva especie con nuestros antepasados y con los neandertales. Por no hablar, claro, de que el método utilizado por Krause y sus colegas podrá ahora ser aplicado a un gran número de muestras fósiles procedentes de yacimientos de todo el mundo.

Con lo que el número de nuevas especies humanas desconocidas por nuestros científicos podría incrementarse de una forma espectacular, aclarando de una vez por todas el complejo y aún misterioso proceso que llevó a que una única especie, la nuestra, sobreviviera a todas las demás variedades humanas y colonizara por completo nuestro planeta.











Autoria e outros dados (tags, etc)

por noticiasdearqueologia às 21:06

Terça-feira, 30.03.10

Barco fenicio más antiguo del mundo podría visitarse bajo el agua en Mazarrón

El barco fenicio más antiguo del mundo, "Mazarrón 2", se podría visitar donde fue encontrado en 1994 si prospera un proyecto municipal que permitirá contemplarlo en el hábitat marino en el que se halló gracias a un acuario subacuático, según ha dicho el alcalde de Mazarrón, Francisco Blaya.


Blaya ha afirmado que si se construye esta especie de delfinario en la playa de la Isla de Mazarrón, donde se halla el pecio, se podría acceder a él a través de un túnel, lo que posibilitaría contemplarlo "en su hábitat".


Para ello, el consorcio turístico Bahía de Mazarrón ha encargado un informe en el que técnicos como arqueólogos submarinos e ingenieros que estudian las corrientes marinas, estudian como podría llevarse a cabo este tipo de infraestructura.


Blaya ha indicado que el informe, con un presupuesto 70.000 euros, tiene como objetivo plasmar los primeros estudios y tener un documento que se remitiría a otras instituciones, como los gobiernos autonómico y central, la Unión Europea e incluso a la Unesco, para que se reconozca la importancia del pecio y conseguir financiación.


Además del "Mazarrón 2" se halló en 1988 parte de la quilla y el mástil de otro barco similar, que fueron trasladados al Museo Nacional de Arqueología Subacuática (ARQUA) de Cartagena, donde se exhiben, y a las que se les hizo la prueba de Carbono 14 que lo fechó en el siglo IV antes de Cristo.


El "Mazarrón 2" está completo a 20 metros de la costa y a cinco metros de profundidad, protegido por una coraza de acero para evitar expoliaciones, y sus 2.820 kilogramos de lingotes circulares de "litargirio", utilizados para la minería de plata, fueron trasladados al ARQUA.


Blaya ha explicado que el hundimiento de estos dos barcos en el municipio murciano "no es una eventualidad", ya que existía una relación comercial con los fenicios que viajaban a Mazarrón para exportar "garum", una salsa a base de desechos de pescado que se producía en la localidad y que comparó al "ketchup" de nuestros días.


En este sentido, ha señalado que en la playa de la Isla hay restos arqueológicos de la casas y otras edificaciones de la época fenicia que demuestran la presencia de esta civilización en el municipio.


Su descubrimiento permitió conocer con exactitud una técnica de construcción de naves conocida como "a casco", según la cual en primer lugar hacían la quilla, a la que luego unían las tracas mediante lengüetas de madera, sistema éste denominado "a caja y espiga". A esta estructura se sumaban las cuadernas cosidas.


La concejala de Presidencia, Turismo, Cultura y Patrimonio de Mazarrón, Alicia Jiménez, ha indicado que el descubrimiento del barco se pudo producir por la reciente construcción del puerto pesquero o del muelle de embarcaciones de recreo ubicado en la bahía de Mazarrón, que produjo un cambio de la marea en la playa de la Isla, arrastrando la arena en esa zona y descubriendo los barcos.


Las condiciones ambientales conservaron el pecio, cuya madera sigue intacta 2.600 años después de su hundimiento debido a una fuerte tormenta.


Tiene 8,20 metros de eslora y 2,20 de manga, y en él navegaban siete tripulantes para adentrarse en lo que antaño fue la primera línea de costa, entre Cabezo del Faro y la desembocadura de la Rambla de las Moreras.


El gerente del Consorcio Turístico de Mazarrón, Pío Garrido Urbano, ha recordado que el municipio adoptó la figura del pecio como imagen corporativa, y que han puesto mucha ilusión en preservarlo para el futuro, por lo que son contrarios a que se saque del agua y se exponga en un museo, ya que opinan que se deterioraría.


El centro de interpretación del barco fenicio de Mazarrón se abrió el 17 de junio de 2009 y en su interior alberga una réplica a escala 1:3 realizada por el artesano maquetista de Alhama José Cerón Munuera, utilizando madera de pino, higuera, olivo y cedro, igual que el barco fenicio.


Además han coronado la proa de la maqueta con una cabeza equina en metacrilato, dado que a este tipo de embarcación los fenicios la denominaban "Hippos" y en los grabados que existen sobre este tipo de naves aparecen ornamentados de esta manera.


Unos 32.000 visitantes recibe cada año "La Factoría Romana de Salazones", la calle romana "Era del Puerto", la Casas Consistoriales y este centro de interpretación del barco, pero se prevé que en el futuro visiten muchas más personas este municipio interesados por el hallazgo.


En febrero de 2009 la editora jefe de National Geographic, Khaty Moran, en su primera visita a España, se interesó por este barco y por la historia que albergaba este municipio murciano.


Fonte: (13 Mar 2010). El Dia.es: http://www.eldia.es/2010-03-13/CULTURA/23-Barco-fenicio-antiguo-mundo-podria-visitarse-agua-Mazarron.htm

Autoria e outros dados (tags, etc)

por noticiasdearqueologia às 21:00


Mais sobre mim

foto do autor


Subscrever por e-mail

A subscrição é anónima e gera, no máximo, um e-mail por dia.

Pesquisar

Pesquisar no Blog  

calendário

Março 2010

D S T Q Q S S
123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031





Arqueo logos