Saltar para: Posts [1], Pesquisa e Arquivos [2]

NOTÍCIAS DE ARQUEOLOGIA

O Património é um bem comum... Preservá-lo só depende de cada um de nós...



Sábado, 10.01.09

El sarcófago de un niño enterrado hace 1.600 años

Uno de los dos sarcófagos tardorromanos descubiertos el pasado verano en la localidad madrileña de Arroyomolinos (11.804 habitantes) fue extraído hace unos días del mausoleo subterráneo donde se hallaba depositado desde hace 1.600 años.


En su interior, el objeto contenía los despojos óseos de un inmaduro, un niño de poca edad, en jerga arqueológica. Sus restos están siendo sometidos al preceptivo examen por Cristina de Haro, anatomopatóloga perteneciente al equipo formado in situ por la Dirección General de Patrimonio de la Consejería de Cultura de la Comunidad de Madrid y al que pertenece el arqueólogo responsable de esta actuación, Luis Fernández.

Mientras los huesos infantiles, altamente pulverizados, permanecen en laboratorios del Gobierno regional, el recipiente que los alojaba, un sarcófago de unos 100 kilos de peso y 1,30 metros de longitud, por 40 centímetros de anchura y medio metro de espesor, en plomo muy erosionado en su parte inferior, fue enviado a la sede del Museo Arqueológico Regional en Alcalá de Henares. Su director, Enrique Baquedano, recibió el envío al frente de su equipo de especialistas. "Los restos han de ser primero examinados y consolidados con productos especiales que no alteren su naturaleza", explica.

Allí, un equipo de facultativos examinó el ataúd, que presenta la particularidad de tener en las tapas de ambos extremos sendas cruces de brazos iguales, rematados en sus extremos por otros tantos prismas. Ello lleva a los arqueólogos a datar el hallazgo en torno al siglo V de nuestra era, ya que fue a partir de entonces cuando se generalizó el uso de emblemas cristianos en los enterramientos.

Según Soledad Gil, arqueóloga que ha asistido a las tareas de extracción de este sepulcro infantil, en el mausoleo de Arroyomolinos permanece aún enterrado otro sarcófago. Otras fuentes informan de que el peso de este otro ataúd metálico es de unos 800 kilos de peso, igualmente fabricado en plomo, en el que se sabe que se encuentran más restos y se presume que contiene huesos de un adulto. Entre uno y otro sarcófago se han hallado restos de entre seis y siete difuntos más allí sepultados.

El mausoleo se encuentra situado en una explanada a la entrada de Arroyomolinos por el este. Sobre este solar, donde otros restos señalan la presencia de un enclave habitado coetáneo del mausoleo, se proyecta la construcción de un gran espacio comercial.

El panteón formaba parte de un conjunto más amplio. Su propio porte permite a los arqueólogos deducir que pudo tratarse del panteón de un patricio, pater familias local. Se trata del primer hallazgo de estas características encontrado en la región de Madrid, donde los enterramientos romanos son altamente infrecuentes. Alcalá de Henares es quizá el enclave regional con mayor presencia de vestigios romanos, que también se encuentran en Valdetorres del Jarama, Titulcia, Villamanta, Cenicientos y San Lorenzo de El Escorial. Los hallazgos de restos procedentes de la etapa romana, que son tardíos respecto a los iniciales hallados en España a partir de 218 antes de Cristo, en el centro de la Península suelen encontrarse en las riberas de los ríos.

El yacimiento encontrado en Arroyomolinos se halla situado a escasa distancia de un río que riega la zona.

Fonte: Rafael Fraguas (7 Jan 2009). Archport.

Autoria e outros dados (tags, etc)

por noticiasdearqueologia às 23:35

Sábado, 10.01.09

Unos tres mil naufragios ocurridos hasta el siglo XIX se registran en las aguas alrededor de Cuba.







El patrimonio cultural sumergido de la Isla es uno de los más prolíficos de la región de las América. En el paisaje subacuático de las costas cubanas abundan los naufragios. Durante cuatro siglos, desde el inicio de la conquista española, la Isla fue destino de todas las flotas de América, debido a su favorable posición geográfica, que bien le valió el sobrenombre de Llave del Golfo.

Gracias a esta circunstancia excepcional, miles de embarcaciones transitaron por las proximidades de nuestro archipiélago. Muchas zozobraron.

Ciclones y temporales afectaron su pervivencia, del mismo modo que el inexacto conocimiento de la geografía del Nuevo Mundo provocó incontables accidentes costeros. Fue así que las aguas cubanas se convirtieron en depositarias de un estimable patrimonio cultural sumergido.

Los aportes de este archivo marino posibilitan hoy la realización de estudios sobre las sociedades precedentes en toda la región latinoamericana.

Cada pieza atesorada en las naves náufragas que reposan en nuestra plataforma insular, forma parte de un devenir histórico al que solo deben acceder los científicos.

La arqueología subacuática ha tenido un desarrollo considerable en el país durante los últimos 30 años.

A finales de la década del sesenta, el Instituto de Oceanología acometió los trabajos inaugurales de esa especialidad en Cuba. Posteriormente CARISUB desarrolló estudios en más de cien pecios de embarcaciones de la etapa colonial, hasta que en el 2004 la empresa SERMAR concentró en su departamento de Arqueología todas esas labores.

“Nuestro objeto social es la proyección, desarrollo y control de investigaciones científicas en la rama de la arqueología en contextos subacuáticos y en litorales, a la vez que organizamos y desarrollamos estudios históricos para el desempeño de la actividad”, explica el doctor Ovidio Ortega Pereyra, jefe de Investigaciones de SERMAR.

El departamento que dirige el científico cuenta en la actualidad con dos mil 820 expedientes históricos de naufragios y 120 sitios arqueológicos definidos. A ello se suma una colección de cinco mil artefactos extraídos de los diferentes lugares que han sido estudiados.

Arqueólogos, antropólogos, historiadores, conservadores y restauradores integran este equipo. Durante las campañas de excavaciones participan, además, buzos especializados, geofísicos, cartógrafos y biólogos.

La protección y conservación del patrimonio cutural sumergido comienza a plantearse en muchas naciones del mundo a partir del surgimiento de la IV Convención de la UNESCO, que sustenta el estudio in situ en los medios submarinos, con preferencia a la excavación arqueológica.

Además de los centenares de naves náufragas que rodean a la Isla, el patrimonio cultural sumergido de Cuba también está constituido por los llamados sitios de habitación aborigen, posibles poblados erigidos en el borde de albuferas (costa caracterizada por tener un borde inferior al nivel del mar). Tal es el caso de Los Buchillones, en Ciego de Ávila, que ha dado la colección más importante de piezas de madera, aparecidas en Las Antillas.

El clima húmedo de nuestra región provocó que muchos objetos de madera de la cultura taína se perdieran y que se desconozca así su verdadera dimensión, subraya el doctor Ortega Pereira. “Sin embargo, en Los Buchillones resulta increíble la cantidad de piezas de madera descubiertas, terminadas y en proceso de elaboración.

“En la albufera se acumulan sedimentos que forman una barrera arenosa. Allí se conserva muy bien la madera, porque además el agua tiene menos salinidad”.

Este hallazgo permitió estudiar por primera vez, y de forma amplia y directa, las técnicas aborígenes de selección y manipulación de ese material, así como detalles de la iconografía y de las prácticas constructi­vas basadas en el empleo de recursos forestales.

El desarrollo de la especialidad en el país y el potencial del patrimonio cultural sumergido cubano, abren nuevas capacidades para la realización de futuros y numerosos trabajos investigativos en favor de la historia y el conocimiento de la región antillana y latinoamericana.

Según datos de la UNESCO, se calcula que los restos de más de tres millones de na­víos yacen en el fondo del mar en distintos lugares del mundo.







Autoria e outros dados (tags, etc)

por noticiasdearqueologia às 23:16

Sábado, 10.01.09

Memória de antigo castro romano destruído por estrada vai ficar perpetuada em museu

 A memória de um antigo castro romano que existia em Perre, Viana do Castelo, e que foi parcialmente destruído aquando das obras de construção de uma auto-estrada vai ficar perpetuada num núcleo museológico a instalar naquela freguesia

Hoje será assinado um protocolo entre a Câmara de Viana do Castelo e a EuroScut Norte para instalação daquele núcleo museológico na antiga escola primária de Perre.

O castro, com mais de 2.500 anos, foi parcialmente destruído aquando das obras de construção do troço Viana do Castelo - Caminha da A-28.

No núcleo museológico ficará o espólio arqueológico achado durante as escavações que precederam o avanço das obras daquela via, sobretudo peças de cerâmica.

As escavações puseram ainda a nu avenidas e arruamentos em pedrado, o que, segundo os arqueólogos, provam que aquele castro seria «bastante povoado».

A Junta e Assembleia de Freguesia de Perre tentaram impedir a destruição do castro, nomeadamente através dos tribunais, mas sem sucesso.

Estima-se que metade do castro tenha sido destruída pelas máquinas.


Fonte: (7 Jan 2009). Archport.

Autoria e outros dados (tags, etc)

por noticiasdearqueologia às 23:09


Mais sobre mim

foto do autor


Subscrever por e-mail

A subscrição é anónima e gera, no máximo, um e-mail por dia.

Pesquisar

Pesquisar no Blog  

calendário

Janeiro 2009

D S T Q Q S S
123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031





Arqueo logos